domingo, 3 de febrero de 2008

Orientaciones saludables

Me contagié. ¿De la gripe? No, de la obligación de emitir “Notas” antes de las elecciones, para orientar a los católicos y los ciudadanos que quieran actuar responsablemente, no sobre el discernimiento moral (demasiado para mi), sino sobre su salud mental (más a mi alcance).

Antes de continuar, si alguien piensa que la mejor de las recomendaciones en este campo es que eliminen totalmente de sus vidas la preocupación por los mensajes sobre lo trascendente, con más razón si vienen en embalajes de Instituciones en forma de Iglesias, le diré, sin discutir su razón en ello, que ciertas proposiciones de las Religiones, alivian a mucha buena gente de ansiedades y temores, por lo que son útiles para la salud mental que intento defender.

Así las cosas recomiendo a los católicos y los ciudadanos que quieran actuar cuidando su equilibrio psíquico, que no voten (quiero decir que se borren o que no se apunten), a las Obispalías que:

  1. Acepten la pena de muerte y la guerra.
  2. Acojan fraternalmente, en sus filas, a los pederastas.
  3. Quieran meter en la cárcel a las mujeres que interrumpan su embarazo.
  4. Den Hostias a los golpistas/asesinos.
  5. Lleven bajo palio a los dictadores.
  6. Exijan ser solteros y varones a sus mandos intermedios.
  7. No cumplan las sentencias de los Tribunales que les condenan.
  8. Cierren las Iglesias preocupadas por los pobres.
  9. Sean satisfechos miembros de las Cámaras legislativas en las Dictaduras.
  10. Hagan beatos o santos (dignos de imitación) a persecutores y denunciantes de sus convecinos, a quienes acompañan gozosos hasta el paredón.

Todo ello dicho con vistas al enriquecimiento de nuestra sociedad, la consolidación de la auténtica salud psicológica y de la convivencia en el mutuo respeto, la libertad y la justicia, como fundamento imprescindible del equilibrio mental verdadero. Quien esto escribe tuvo que aprobar una asignatura llamada Religión para ser médico.

2 comentarios:

Dr. House dijo...

La lista de contradiciones, que son un factor de riesgo para la salud mental como señalas, podría llegar hasta las "mille e tres", como las españolas que tenía Don Juán en su lista. Adjunto una muy peligrosa: reprobar el preservativo en la lucha contra el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

Uno del Cadiz dijo...

Yo aporto otra, rezar a la Macarena para que gane el Betis, o a la Esperanza de Triana para que lo haga el Sevilla. ¿O es al revés? Que más da si Virgen no hay más que una. De risa.