lunes, 4 de agosto de 2008

Médicos, Medicina y Tortura

Por desgracia no son incompatibles. Se hace eco el diario Público de 1º de Agosto de un editorial firmado por el Doctor Steven H. Miles de una revista médica, British Medical Journal publicado en su número 337 de 31 de Julio titulado “Doctors’ complicity with torture”.

El editorial es el último artículo de Miles denunciando la complicidad de médicos militares americanos en Irak, Afganistán y Guantanamo (The Lancet - Vol. 370, Issue 9590, 8 September 2007, Page 823, The Lancet - Vol. 364, Issue 9448, 20 November 2004, Page 1852) e insistiendo en que la colectividad médica debe quedar aparte de la tortura, cumpliendo de manera efectiva sus obligaciones deontológicas, fuera de declaraciones altisonantes pero sin reflejo en la realidad.

Porque declaraciones existen, en particular la RESOLUCION DE LA ASOCIACION MEDICA MUNDIAL SOBRE LA RESPONSABILIDAD DE LOS MEDICOS EN LA DOCUMENTACION Y LA DENUNCIA DE CASOS DE TORTURA O TRATO CRUEL, INHUMANO O DEGRADANTE adoptada por la Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, Helsinki 2003, refrendada por la Declaración de Tokyo de la misma (2005) y enmendada por su Asamblea General en Copenhague en octubre 2007, en la que entre otras cosas se declara que: El médico no proporcionará ningún lugar, instrumento, substancia o conocimiento para facilitar la práctica de la tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, o para disminuir la capacidad de resistencia de la víctima a soportar dicho trato.

Otra cosa es que se cumplan si hacemos caso al editorial del BJM en el que se señala que 100 países no lo hacen.

Por mi parte quiero, al tiempo que señalar que el hecho de ejercer la Medicina no pone nada en las actitudes morales de los profesionales pues los hay, desgraciadamente, José Mengele pero también, felizmente, Eva Forest, sumarme al punto 1.10 del MANIFIESTO DE MADRID PARA LA ERRADICACIÓN DE LA TORTURA Y LOS MALOS TRATOS de 8 de Junio (www.idhc.org/esp/documents/Adhesiones/20080626) de este año, que dice:

Las medidas antiterroristas del Estado deben ser compatibles con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, en particular los derechos protegidos por el Art. 4.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el principio de no discriminación, porque su suspensión no se permite bajo ninguna circunstancia. En particular, deben preservarse las siguientes garantías: el derecho del detenido a ser visitado por sus familiares, un médico y un abogado de su elección desde el mismo momento de su detención; la presunción de inocencia del detenido; la prohibición de condenar al acusado sobre la base de confesiones extrajudiciales; y la obligación del médico forense de emitir sus certificados médicos conforme a los requerimientos del Protocolo de Estambul.

Todo esto viene a cuento en este blog para resaltar, en estos momentos actualísimos, que el equilibrio mental se sitúa en la esfera superior del cerebro, no en los sentimientos: comprensibles pero no fundamento de la vida civilizada.

lunes, 28 de julio de 2008

Randy Pausch nos ha dejado

El pasado día 25 el cáncer pudo con Randy. Será recordado. Descanse en paz. Por su importancia, y por que lo hemos encontrado, publicamos parte de la famosa conferencia de Randy con subtítulos en castellano y también la conferencia que dió en el programa de Oprah. Son un montón de vídeos pero merecen la pena.







lunes, 21 de julio de 2008

La cooperación es fundamental


Según la biología evolutiva, el ser humano está en la cabeza de los seres vivos por ser, entre otras cosas, cooperativo.

sábado, 19 de julio de 2008

Los Querulantes o el río que no cesa. ¿Lehendakari o Auzilari?

Coincidiendo en el tiempo: Casi el mismo día que el Tribunal Supremo cierra la puerta a los peones negros, el caso del 11-M, el río que no cesa nos trae un nuevo litigio que parece mantenido por un delirio querulante. Ya saben, hablamos de ello en otro post, un tipo de delirio propio del ámbito forense, caracterizado por la insistencia insensata de no aceptar los juicios o sentencias que son desfavorables. Los querulantes, también llamados pleitistas, no asumen las sentencias, sintiéndose víctimas de la injusticia, no por los razonamientos del juez de turno, sino porque suponen sus derechos vulnerados, perciben la connivencia de todos con la otra parte o dan por hecha la incompetencia de su juzgador.

La personalidad del litigante fuera de su sistema delirante es normal, aunque se perciban en él rasgos de intransigencia o tozudez, pero dentro de aquel las ideas de referencia, el victimismo y la falta de flexibilidad le impiden aceptar los argumentos jurídicos de otros por muy fundamentados que estén; siempre hay alguna laguna, alguna apreciación no contemplada o cualquier nimia excusa que justifica el no tienen razón o esto lo hacen para perseguirme. Porque las querellas son la justificación de su existencia o de su proyecto vital sin tener en cuenta el daño que se producen o producen en otros; su lema es con razón o sin ella; sus afanes justicieros se alimentan con los nuevos juicios, que no son molinos sino nuevos gigantes que alancear. Así pleito a pleito, empecinados en su sinrazón, llevan su hacienda a la ruina.

La palabra desestimación no existe en su diccionario, y si así fuera sería como sinónimo de persecución; el rechazo a sus planteamientos es la confirmación de que el mundo está en su contra, reforzando su victimismo. El mantenerse firmes por cuestión de principios, el conmigo no van a poder o el hágaseme justicia por encima de todo, son sus lemas, Así pleito a pleito, permaneciendo en sus posiciones, llevan a su familia al desastre.

Donde otros no ven sino desmesura e irracionalidad, ellos ven la única actitud digna para equilibrar la balanza de la justicia; lo que a otros les hace considerar el lógico desistimiento, a ellos les sirve de estimulo y acicate. Su entusiasmo davidiano en la defensa de lo que el interpreta como abuso de los Goliats, es capaz de extender el delirio a sus más próximos infectados por la falacia de sus argumentos y el mesianismo de su actitud, consiguiendo un cierto número de seguidores que le secundan. Así pleito a pleito, abanderados de su tropa contagiada, llevan a sus partidarios al fracaso.

En esta ocasión el escenario no es totalmente jurisdiccional sino también político: tras ser rechazadas una y otra vez las propuestas de Ibarretxe, este sigue y sigue adelante. Por eso me pregunto ¿Lehendakari o Auzilari? Busquen el el diccionario de euskera-español y ya me diran.

domingo, 13 de julio de 2008

Sensación de fin de semana



Todos los fines de semana tenemos la sensación de qué alguien se ha equivocado de presentadora de telediario.

jueves, 10 de julio de 2008

Una lección sobre el futuro de la publicidad

Desde que empezamos con el blog (también con el Taller) lo hicimos teniendo muy claro que no nos gustaba la publicidad que se hacía y que además considerabamos que era raro encontrar profesionales honestos y con visión positiva y, sobre todo, ética del asunto. Hace bien poco, leyendo un artículo en el blog (por cierto el más antiguo de todo internet) de Dave Winer, que para el qué no quiera ir a investigar por la wikipedia le podríamos definir como uno de los gurús de internet, tanto en su lado técnico como de medio de comunicación, y pudimos leer una de esas frases-puñetazo suyas, que procedemos a traducir literalmente. Es una idea que lleva transmitiendo casi una década pero que ha entrado en la corriente de la información general. Dice Dave:

"La publicidad se hará cada vez más especializada (segmentada) hasta que desaparecerá, porqué la publicidad perfectamente dirigida al cliente objetivo no es más que información."

"No sirve de nada decir algo hasta que el momento sea el adecuado, entonces simplemente tienes que decirlo una vez y la idea se extiende y hace todo el trabajo."


Que tomen nota los ejecutivos, directivos, creativos, etc de las agencias pijas e importantes. Se les acaba el chollo.

lunes, 7 de julio de 2008

Cronica Bad Religion

Como os prometimos en el post de Glutamato os ibamos a hablar del concierto de Bad Religion, sin duda, una de las bandas que más admiramos y más escuchamos, prácticamente todos los días. Puede resultar paradójico que siendo personas que nos emocionamos con los conciertos de clarinete de Mozart (cualquiera de ellos) o con las suites de Bach para cello, a la vez admiremos a unos punkies de casi 50 años, cuya música solo es comparable con la de Barrio Sesamo por su simpleza pero con la aceleración de un valenciano de speed. En el link a wikipedia podéis informaros mejor de porqué esta gente es tan importante pero, en resumen, fueron los creadores hace 30 años de lo que se etiquetó como punk (o hardcore melódico), influyendo en bandas como NOFX, Offspring o Rancid, todas ellas, a su vez, importantes en la historia moderna del rock yankee. De hecho, muchas de esas bandas editaron sus discos en Epitaph, creada por los miembros de Bad Religion. Pero fuera de lo musical, Bad Religion ha dedicado toda su vida a enviar un único mensaje: la religión es peligrosa por su capacidad narcótica. Incluso, su cantante Greg Graffin es Doctor por la Universidad de Cornell y uno de los mayores expertos actuales en biología evolutiva y ateismo, hasta el punto de que su director de tesis, Will Provine, experto en ateismo, solo comprable académicamente con Richard Dawkins, en su biografía en wikipedia aparece como Supervisor de Tesis de Greg Graffin y no como grandísimo pensador. Cosas de la cultura moderna. En lo que se refiere al concierto, lo de siempre, hora y media sin parar. Y sobrevivimos. Además podemos demostrarlo. Esto es lo que se siente cuando te pones delante del escenario con esta gente tocando. Con ustedes, The Generator...




Ya sabemos que no se ve muy bien, aunque el sonido no es un desastre, pero en nuestro descargo grabar en esas condiciones es peor que hacerlo en un encierro de San Fermín. Se repartían hostias como panes.

martes, 1 de julio de 2008

Muchas gracias



En Atutiplén compartimos con Sábato la pasión por el fútbol, suponemos que por nuestro atletismo irredento, por eso no queremos dejar de agradecer a la Selección todo lo que estos días ha hecho. Algunos dirán que es absurdo (o cosas peores como Borges) y, probablemente, tengan razón pero a nosotros nos encanta y ayer pudimos añadir un motivo más a nuestro amor por este deporte: bajamos a la Plaza de Colón llena de banderas de España y no sentimos miedo.

jueves, 26 de junio de 2008

Un cuarto a espadas en el desconcierto de la Ley de la Dependencia

Se ha denominado cuarto pilar del Estado de Bienestar. Expresión con la que William Temple, Arzobispo de Canterbury, denominó en 1940 el fundamentar el bienestar de la gente de la cuna a la tumba por el Estado, para lo cual la Seguridad social (incluida la Salud), la Educación, y el Empleo eran tres pilares básicos a los que se une la atención a los ancianos y minusválidos como cuarto pilar, por esa razón, fundamentar el bienestar de la gente de la cuna a la tumba, a mí no me ha extrañado la creación de un Ministerio con la pretensión de que todo ello estuviera conjuntamente representado.
Una década ya de esfuerzos de nuestro País, empujando el desarrollo de este pilar, reconociendo los hechos que estaban creando más y más personas dependientes entre nosotros: el envejecimiento, el envejecimiento del envejecimiento (mayores de 85 años), el aumento de las discapacidades generadas por la edad, pero también por el control de la enfermedad y el aumento consiguiente en la supervivencia. Esfuerzos que han configurado un nuevo derecho de ciudadanía: el de las personas que al no poderse valer por sí mismas tienen la garantía de ser atendidas por el Estado que les asegura una serie de prestaciones, derecho universal, con financiación suficiente, atendido por profesionales cualificados y cuando no por personas consideradas trabajadores a efectos de cotización en la Seguridad Social.
Se conoce como Ley de la Dependencia, ley 39/2006, pero lo cierto es que el objetivo de la misma es conseguir la mayor autonomía de las personas con algún tipo de discapacidad, el 9% de los españoles, 4 millones y medio de personas expectantes de esta Ley y su desarrollo. Pero el presente se resume con una palabra: frustración. Porque a la fragmentación de servicios derivada del enganche autonómico, se une la falta de fondos que no incorporan las Autonomías, (reconociendo que la atención a las dependencias está resultando más cara de lo esperado), y la falta de formación tanto de los cuidadores informales, lo cual era de esperar, como la de los cuidadores formales que no existían el número suficiente y cuya reconversión desde otros ámbitos está siendo muy lenta cuando no inexistente y en todo caso aun no certificables oficialmente. Demasiadas dificultades.


La gestión autonómica del sistema de dependencia marcha a 17 velocidades distintas, con un claro trasfondo político del vehículo que lo recorre. Pero en el debe de la Administración Central hay que contabilizar dos hechos trascendentes: la falta de regulación del copago, es decir la contribución de los usuarios al sostenimiento del sistema, cuando su situación económica lo aconseje y la determinación de los criterios de calidad de los Centros y Servicios que atenderán a los dependientes. Tendrán que ser Decretos con valor en todo el Estado y no tenemos noticias de su redacción, que pudiera ser tuvieran algo que ver con la lentitud de las actuaciones del Consejo Territorial del Sistema.

Tal y como están las cosas, no es esperable ninguna novedad que rompa la lentitud de la tendencia, por cuanto que la respuesta a las actuales necesidades han de apoyarse necesariamente en la red de servicios preexistente. ¿Que hacer? El examen de fuerzas y debilidades, es la primera de las acciones como lo es en cualquier planificación. ¿Que capacidad tienen los dependientes para enfrentar el problema? ¿Cual es la realidad de los apoyos que han recibido o pueden recibir en este campo? ¿Las necesidades que tienen como afectados personal o familiarmente por la dependencia, son sentidas de igual modo por los demás? Porque pudiera suceder que las solemnes declaraciones en pro de la extensión de la Ley de la dependencia fueran más retóricas que sentidas.
Pero pocas esperanzas. Las Dependencias pueden ser el camino a recorrer por los irrecuperables para el trabajo y el sistema productivo, incluso los menos dotados para el sistema de consumo. La lógica capitalista y de los teóricos del liberalismo, con bellas palabras y escasas dotaciones, meterán en una senda de elefantes a los dependientes hasta su final. No es una afirmación más bien una sospecha.

martes, 24 de junio de 2008

Resultado de la marea negra



Finalmente el pasado domingo se celebro la acción "marea negra" propuesta a los amiguitos de ATTAC. Aproximadamente acudieron a la cita unas cien personas con todo el mundo vestido de negro y ganas de protestar. Finalmente, la cosa empezó a eso de la una y diez y echamos a andar hacia Opera. En determinado momento, todo el mundo se paró y simulamos la primera marea humana. A continuación vuelta andar, una segunda marea y regreso a Sol para disolvernos, después de más de 20 minutos. Se corearon diferentes eslóganes a destacar "No más sangre por petroleo", "Congreso petrolero, fuera de Madrid" y "Nuestro mundo no se vende" (curiosamente traducido por los periódicos a nuestro orgullo no se vende).

Las conclusiones que hemos sacado de todo esto son varias y, lógicamente, muchas positivas y algunas no tanto. Empecemos por lo bueno. La concentración de tan poca gente ha conseguido llegar a los grandes medios escritos ya que tanto El País como Público recogieron en sus ediciones en papel y digitales la noticia lo cúal ha encantado a los organizadores y, por tanto a nosotros, ya que no esperaban que ningún medio de este tipo hablará del Encuentro Social Alternativo al Petróleo (parece que engancharon a lo de la marea negra humana). También ha sido muy positivo que hayan acudido más de cien personas a respaldar la acción. La parte menos buena es que lo que se había planteado como un flashmob se quedó en acción callejera o, si queréis manifestación "creativa" (que no es poca cosa), pero a la vez eso nos permite planear otro para otra ocasión señalada. Aunque si toda la gente que asistió hubiera sido ordenada, puntual y activa se podría haber liado parda. Lo dicho, la próxima vez. A parte de todo, os colgamos un vídeo con la acción.

video

viernes, 20 de junio de 2008

Dicho hace 40 años

También nosotros nos acordamos de Mayo de 1968. ¿Revolución perdida? Tal vez pero indudablemente ejercicio anticapitalista ilusionado en su acción, a pesar de su fracaso, y lúcido en su reflexión: sus tesis-denuncias se han confirmado en muchos campos; en el de la Sanidad de forma paradigmática. Por ello quiero recordar alguna de las cosas que dijimos en aquel tiempo, sin ninguna nostalgia sencillamente como explicación de lo que nos está pasando en la asistencia sanitaria y como nuevo aviso de lo que se nos viene encima.

De las muchas afirmaciones que siguen siendo válidas del Mayo del 68 no son las menores la consideración de la Medicina como clave en el sistema de consumo, del Medicamento como mercancía y, en la raíz del sistema de mercado, de la Estructura sanitaria como un subsistema de simple reposición de la fuerza de trabajo.
Sin cuestionarse el modo de vida que hace más frecuente la enfermedad, incluso que la produce; sin hacerse problema sobre la relación entre el consumismo y la prevalencia de las enfermedades crónicas, el Sistema Social capitalista utiliza la Medicina como un sector de consumo en el conjunto de la economía, proponiéndose mantener a los ciudadanos como trabajadores-productores o consumidores. Eso que tiene un precio, se repercute en las mercancías producidas en los modelos liberales neoconservadores o se paga por el Estado en los que hacen bandera del Bienestar, pero sin cuestionar que papel juega el Sistema en la producción de la enfermedad. Menos se plantean la necesidad de modificar el modo de vida que genera el sufrimiento.

Porque al final del proceso la Medicina es un mecanismo que reafirma el consumo y el Medicamento, (incluyo en ello los instrumentos diagnósticos y terapéuticos), una mercancía cuya venta beneficia al Capital. El trabajador enfermo, de baja, ve reducida su capacidad adquisitiva sin dejar de tener que hacer frente a plazos, créditos e hipotecas: contrariamente a lo que se cree, no solo no prolonga sus bajas sino que busca reincorporarse al trabajo, haciéndose “cómplice” del buen funcionamiento del sistema productivo. El fármaco (y las pruebas diagnósticas tecnificadas) son el paradigma de mercancías sanitarias que han de comprarse para el mantenimiento de la salud, obviando que vivienda, alimentación, condiciones de trabajo y acceso al ocio son mejores instrumentos para conseguirlo. Siendo ello así, no es de extrañar que la asistencia sanitaria se vaya transfiriendo poco a poco al sector del capital privado: con la excusa de su carestía y mejor gestión económica, el gran capital se beneficia de la plusvalía que la enfermedad genera a partir del tratamiento del enfermo. Eso decíamos hace 40 años. ¿Acertábamos?

Música clásica de masas

jueves, 19 de junio de 2008

Campaña de publicidad All Bran 2008



Como ya saben los fieles, uno de los objetivos de este blog es intentar mostrar como, en demasiadas ocasiones, la información, especialmente la publicitaria, porta virus que pueden degenerar en enfermedad mental o, por lo menos, confundir gravemente a la gente. Y nos hemos encontrado con un ejemplo excelente de ello. Si habéis visto el vídeo que os hemos puesto habréis visto uno de los anuncios con los que Kellog's nos ha bombardeado últimamente en los grandes canales de televisión. Por si no lo sabéis todo anuncio tiene que tener un mensaje principal que sea claramente explicado a todo el público y, de forma paralela, un mensaje secundario. En cierta manera es lógico. Tienes 20 segundos para contar una historia y además te gastas millones de euros para que esa historia sea repetida de forma sistemática en las franjas televisivas más demandadas, con el objetivo de diferenciar tu producto de los demás productos similares de otras marcas. Pero esto no es relevante en este caso, lo importante es el mensaje que nos quiere dar Kellog's sobre su producto All Bran, barritas con cereales y mucha fibra, cuya finalidad es por todas conocida. A nuestro entender, el mensaje principal es explicar al posible usuario de que si toma All Bran su vida va a ser más saludable y feliz y de forma secundaria nos contestan al consecuente porqué que todos nos planteamos cuando alguien nos dice que vamos a ser más felices y más sanos, y la respuesta es clara y concisa, aunque sutil. Vas a ser más feliz porqué tus deposiciones van a ser de mayor cantidad y calidad. No somos psiquiatras, para eso tenemos al Doctor al que invitamos a que nos corrija en lo que cosidere necesario, pero conocemos suficientemente la obra de Freud como para denunciar que relacionar las defecaciones con la felicidad es propio de una personalidad profundamente neurótica del tipo anal. Es aquí dónde nos asalta una pregunta: ¿será que Kellog's quiere trastornar a sus clientes o bien que quiere posicionarse en el nicho de productos alimenticios para neuróticos anales ?. Nosotras, que para aumentar nuestras deposiciones utilizamos el cafelito mañanero y la fuerza (abdominal), tenemos clarísimo que todo lo que lleve fibra es, probablemente, asqueroso y que para eso se inventan esas paridas de cuanto más jiño mejor me va pero pensamos que eso a la vez es perjudicial para los clientes y también para la marca, básicamente, porque como la gente se entere de que eso de relacionar caca y felicidad es peligroso para el desarrollo de su madurez emocional, el cliente dejará de comprar y a lo mejor los que al final se cagan son los dueños de Kellogs. Últimamente la publicidad que vemos es demasiado laxante.