jueves, 19 de junio de 2008

Campaña de publicidad All Bran 2008



Como ya saben los fieles, uno de los objetivos de este blog es intentar mostrar como, en demasiadas ocasiones, la información, especialmente la publicitaria, porta virus que pueden degenerar en enfermedad mental o, por lo menos, confundir gravemente a la gente. Y nos hemos encontrado con un ejemplo excelente de ello. Si habéis visto el vídeo que os hemos puesto habréis visto uno de los anuncios con los que Kellog's nos ha bombardeado últimamente en los grandes canales de televisión. Por si no lo sabéis todo anuncio tiene que tener un mensaje principal que sea claramente explicado a todo el público y, de forma paralela, un mensaje secundario. En cierta manera es lógico. Tienes 20 segundos para contar una historia y además te gastas millones de euros para que esa historia sea repetida de forma sistemática en las franjas televisivas más demandadas, con el objetivo de diferenciar tu producto de los demás productos similares de otras marcas. Pero esto no es relevante en este caso, lo importante es el mensaje que nos quiere dar Kellog's sobre su producto All Bran, barritas con cereales y mucha fibra, cuya finalidad es por todas conocida. A nuestro entender, el mensaje principal es explicar al posible usuario de que si toma All Bran su vida va a ser más saludable y feliz y de forma secundaria nos contestan al consecuente porqué que todos nos planteamos cuando alguien nos dice que vamos a ser más felices y más sanos, y la respuesta es clara y concisa, aunque sutil. Vas a ser más feliz porqué tus deposiciones van a ser de mayor cantidad y calidad. No somos psiquiatras, para eso tenemos al Doctor al que invitamos a que nos corrija en lo que cosidere necesario, pero conocemos suficientemente la obra de Freud como para denunciar que relacionar las defecaciones con la felicidad es propio de una personalidad profundamente neurótica del tipo anal. Es aquí dónde nos asalta una pregunta: ¿será que Kellog's quiere trastornar a sus clientes o bien que quiere posicionarse en el nicho de productos alimenticios para neuróticos anales ?. Nosotras, que para aumentar nuestras deposiciones utilizamos el cafelito mañanero y la fuerza (abdominal), tenemos clarísimo que todo lo que lleve fibra es, probablemente, asqueroso y que para eso se inventan esas paridas de cuanto más jiño mejor me va pero pensamos que eso a la vez es perjudicial para los clientes y también para la marca, básicamente, porque como la gente se entere de que eso de relacionar caca y felicidad es peligroso para el desarrollo de su madurez emocional, el cliente dejará de comprar y a lo mejor los que al final se cagan son los dueños de Kellogs. Últimamente la publicidad que vemos es demasiado laxante.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vive l'analité. Jamas lo hubiera supuesto don Sigmundo.Los comentarios muy divertidos.

pantoufle-bambam dijo...

jaja! dios Freud, todo era sexo para ese hombre! menudo pajarillo estaba hecho...
por cierto me encantan vuestros montajes fotograficos!

un beso!