lunes, 19 de mayo de 2008

"Todo es felicidá" alumbrada: crónica de un destape

Finalmente, los operarios (de los que no conocen la manteca colorá, claro) terminaron de retirar el andamio que nos separaba de la visión global de la obra, besada a tornillo algunas semanas antes, como ya se explicó en un post anterior. Sin embargo, el gozo fue absoluto y muy por encima de lo esperado. La obra es armoniosa y da color al barrio. Mientras flipabamos en cuatricomía, a la vez, escuchabamos los comentarios de la gente que, necesaria y espontáneamente, se paraban a observar aquellos garabatos babilónicos. "Han venido por la noche y han hecho estos grafitis. ¡Gamberros!", "¡Qué horror!", "Pues a mi me gusta", incluso, "¡Qué hermoso!" pudimos escuchar con deleite, atestiguando que la obra no dejaba indiferente a nadie. Incluso una señora pasó de un tremendo enfado con quién había osado profanar el clasicismo del entorno a un tremendo respeto hacia el artista cuando se entero de que este último (o sea, Jack Babiloni) recibía una compensación pecuniaria y que el desaguisado había sido realizado por encargo. Como los trajes de los ricos. Entre tanto desbarajuste, Jack decidió hacernos unas cabriolas como demostración empírica de que el babilonismo actual tiene algo de arte circense. Dejamos una instantánea como demoledor testimonio y añadimos dos HDR's como contribución al solaz de seguidores babilónicos. Todo se puede resumir en la frase que el Neti no tuvo disimulo en decir a la cara del autor: "eres mi fan".



P.D.: Para los que os hayáis quedado con ganas de más y tengáis, o vayáis a tener vuestros cuerpos, por la capital del Estado, en Orellana con Campoamor (Metro Alonso Martínez) podréis saciaros de babilonismo. Si os perdéis, se puede preguntar en la sede del PP que está al ladito. Para los que no podáis, pronto verá la luz la nueva web de Jack en el que se encontrará una sección exclusiva para "Todo es felicidá" con afotos, explicación procesal y simbólica, descargas variaditas, sorpresas para el niño y la niña, adhesiones públicas y privadas, recortes de prensa y al rico bombón helado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo ya lo he visto, es una genialidad que se integrará, sin duda, en los circuitos turísticos madrileños. ¡Enhorabuena!

Xema dijo...

Soy seguidor babilónico. Conozco a Babiloni y sé que nada hay en el gratuito. Babiloni es juego y verdad. Conozco la obra por vuestras afotos publicadas ya que no vivo en la Villa y Corte pero, os aseguro, visitarla en persona será lo primero que haré tan pronto me sea posible. La fachada es Jack y ya le hacía falta a Madrid un poco de babilonismo. Suscribo lo que leo en el comentario anterior a cerca de los circuitos turísticos.

Xema.