lunes, 12 de mayo de 2008

El Manifiesto de Euston

Hace un montón de tiempo, nuestra amiguita Plomisto (o Palomoide) nos solicitó amablemente nuestra opinión sobre el Manifiesto de Euston. Nosotros, en nuestra injustificada e injustificable pereza, fracasamos en el cumplimiento de su petición pero Palo acaba de cumplir años y pronto va a ser madre (seguramente de un acorde de Sol Mayor) y nos resultaba doloroso el seguir con esta espera. Os invitamos a leer el manifiesto para que este post os sirva para algo pero ya os adelantamos que, si bien está lleno de algunas buenas iniciativas y de alguna buena idea, a la vez está sostenido en una candorosa y adolescente ingenuidad. También es interesante ver la información que contiene la wikipedia.

Si algo tiene de interesante este movimiento es que nace en internet y toma fuerza, y se hace conocido, a través de distintos blogs que se adhieren. Igual que los vídeos de Paris Hilton. Pero en lo que se refiere al contenido del manifiesto deja mucho que desear y, de forma general para no ser pesados, vamos a enumerar los fallos en nuestra opinión:

1) La mayoría de los puntos del manifiesto son posibles o predicables en el mundo occidental y rico. Con la tripa llena es muy fácil hacer declaraciones así, el problema es que más de la mitad del planeta pasa hambre y no tiene acceso a los recursos mínimos. Por otra parte, la mayoría de las cosas que piden dependen de los ricos, dueños de este planeta y demás clase dirigente, que ni mucho menos están dispuestos a ceder sus privilegios, como Chomsky indica en "El nuevo orden (y el viejo)".

2) La idea de juntar a gente de izquierdas con gente de derechas nos parece un solemne disparate cuando no una traición. El profesor Bobbio lo explica mejor que nosotros pero es fundamental separar ambas ideologías. Estos parece que llevan con orgullo eso de juntar churras con merinas, incluso con liberales. En nuestra opinión la gran mayoría de los males de este mundo nacen de las políticas liberales y más en concreto de las "neoliberales". Un buen ejemplo de este mal lo tenemos en la lideresa que exige al Estado que no intervenga en sus asuntos y luego mete a los curas a decidir sobre la vida (y la muerte) de musulmanes, budistas, evangelistas e incluso ATEOS. El liberalismo ya se ha demostrado cierto pero en solo una cosa, pretende liberal a los ricos de sus deberes. No hay que olvidar que uno de los ideólogos de Euston es Giddens, que ayudo con sus ideas a justificar las atrocidades de Blair, aunque hay que señalar que es interesante el pensamiento de este señor respecto a las diferencias entre conservadores y liberales. Otra vez, progresismo obeso.

3) La otra debilidad que encontramos es que hablan mucho y actuan poco. Es absurdo pedir la globalización de los derecho humanos y que se condenen sus violaciones y que no se solicite en tribunales británicos el procesamiento de Blair (o Bush, o Aznar, cuyo yerno e hija viven felizmente en Londrés en una casa de varios millones de euros) por genocida. Así de sencillo. Ni lo han hecho ni seguramente lo hagan nunca. Por otra parte no hay que olvidar que Londrés es la capital mundial de inversiones en economías emergentes. Desde ahí, prácticamente, se somete a los países en desarrollo a una subasta diaria con los costes que todos sabemos. ¿A cúantas de estas empresas han llevado a los tribunales? Ninguna.

4) Por último, y modo de anecdota, el punto sobre Israel y Palestina es de pura risa. Seguro que ellos tienen los cojones de ir a los palestinos y decirles que se olviden de los cientos de miles de muertos, abrumadoramente desproporcionados en comparación con los israelíes, pero a nosotros nos parece un poco arriesgado. En todo caso, no hay que olvidar que la mayoría de las reuniones para escribir el manifiesto se dieron en un pub y si habéis estado en Londrés seguro que habréis flipado con el tamaño de las pintas y la velocidad con la que los foráneos se las bajan. Será por eso.

Por lo demás el manifiesto no está mal. Lleno de cosas bonitas y buenos principios, como los telefilmes yankees de después de comer o Pretty woman. Tralaralará. El caso es que se olvidan de que la mayoría de problemas que pretenden solucionar tienen raices éticas y morales y de eso se han olvidado. Muchos besos, Palo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pregunta a los progres de Euston o de donde sean ¿pagan lo justo a sus mayordomos?

Plomisto dijo...

Ole!

ya sabía yo que no me ibas a fallar, ni en la publicación del post ni en el contenido!
Una paparrucha, eso es lo que pienso yo que es el manifiesto, de una panda de snobs británicos. Muy bueno lo del pub y las pintas...

Muchas gracias pequeñín! Ya no te daré más el coñazo!

Un besote

Neti Atutiplén dijo...

Está claro que vivir en occidente y ver lo que pasa en el mundo genera culpabilidad. Es inevitable y de eso el Doctor sabe mucho el problema es que hay gente que no sabe encauzar bien esa energia. De todos modos, hay casos peores. Todos los de salvemos los animales. La última ha sido cojonuda, la de la cabra en Canarias. Han llegado a insultar a los políticos por no haber movilizado a un equipo de emergencias e incluso algunos han invocado el DERECHO a la vida de la cabra, sin preocuparse de la seguridad del equipo de rescate. Estamos rodeados de pijos por tanto es lógico que nuestros pensadores también lo sea.

Por cierto, nunca das el coñazo y si mucho estímulo así que contínua que se agradece. Muchos besos para ti, para David y para Sol Mayor.

Neti Atutiplén dijo...

Al Dr. anónimo: los mayordomos en Inglaterra ya no existen y han sido sustituidos por inmigrantes que no saben lo que es la manteca colorá, bueno en este caso el black pudding.

Anónimo dijo...

Lo peor del progre de salón es que pontifica, con un vaso de buen licor en la mano, sobre todo: incluso sobre las causas del hambre en el mundo, lamentando que bajen las acciones de Esso. Un disparate.